Situada al sur de la Penìnsula Ibérica, Sierra Nevada es uno de los macizos montañosos que conforman la orografía de Granada. Debido a su altitud y proximidad al mar hace que posea un clima extremo.



El tiempo en Sierra Nevada

6 de octubre de 2017

LAS MINAS DE ORO DE CENES DE LA VEGA.

 
"La tierra vibra y retumba. Unos cientos de hombres con el torso descubierto y dorado por el sol apilan, es espuertas de esparto trenzado y cuero, la tierra rojiza que más tarde será transportada en bestias. Una vez extraído el preciado metal es enviado a las fábricas de moneda de Roma para así sufragar los gastos del imperio."

Algo parecido a esto debió de ser la crónica de algún viajero romano, de esos que en sus crónicas dejaron plasmada parte de la historia.
Ilíberis, la Granada romana era uno de los lugares mineros mas productivos del impero, tanto en oro, tema que nos concierte, como plata, hierro y cobre.

Representación de procedimiento "Ruina Montiún".


Las explotaciones de más relevantes fueron: Caniles en la depresión de Guadix-Baza, Ugijar en el Corredor de la Alpujarra y la depresión de Granada. Este oro se encuentra en el conglomerado Alambra (Plioceno, 5 millones de años) y generado por el levantamiento y posterior erosión de la parte alta de Sierra Nevada. El oro era extraído a través del método "Ruina Montiun", consistente en inyectar agua en una serie de pozos y galerías creadas artificialmente produciendo así un gran desprendimiento para posteriormente pasas al lavado y separación del metal.

Vistas de la explotación romana de Cenes. 





A finales del siglo XIX Jean Batiste Michel Adolphe Goupil reabrío la mina comenzando nuevamente a tener actividad pero en este caso el sistema cambió. Con un fuerte chorro de agua desmoronaban el conglomerado. Este agua era traída desde Dudar a través de un canal de 16 Km de distancia conocido hoy en día como Canal de los Franceses y del cual aun se conserva parte. Desgraciadamente o afortunadamente, según se mire, la mina dejó de ser rentable por lo que tuvo que ser cerrada permaneciendo hasta nuestros días los esqueletos de aquellas prósperas construcciones.

Jean Batiste Michel Adolphe Goupil








No hay comentarios:

Publicar un comentario